logo-web-pisoferta
IMPORTE-MAXIMO-FIANZA-ALQUILER

¿Cuál es el importe máximo de la fianza del alquiler?

Tabla de contenidos

Los precios del alquiler se han disparado en los últimos años, y el acceso a una vivienda arrendada se vuelve cada vez más complicado porque los propietarios exigen fianzas muy altas. Tanto, que nos hemos empezado a plantear si esto es legal. Veamos qué dice la ley al respecto.

¿Qué es la fianza del alquiler?

Lo primero que nos debe quedar claro es qué es una fianza. Se trata de una cantidad de dinero que abona el arrendatario a su arrendador (el inquilino al propietario) y que tiene como finalidad cubrir posibles desperfectos que se causen en la vivienda.

Por ejemplo, si cuando terminemos nuestro contrato de alquiler la vivienda necesita una mano de pintura, el propietario puede descontarnos de la fianza lo que le cueste pintar la casa.

Por tanto, al finalizar el contrato, habrá que revisar el estado de la casa y, si este es adecuado, el arrendador devolverá el importe íntegro de la fianza a su inquilino.

La fianza no es una garantía

Lo que no es la fianza es una garantía de pago. Muchos propietarios de inmuebles en alquiler justifican su petición de altas fianzas señalando que lo hacen para protegerse frente a un posible impago. Pues bien, esto no es posible.

La fianza protege frente a desperfectos en la propiedad, pero no frente al impago. Lo que protege al propietario frente al impago es una garantía. Por tanto, si quiere tener una mayor seguridad, puede pedir a su inquilino una garantía a través de un aval, un seguro o un depósito.

Solo en el caso de que se constituya un depósito, el inquilino entregará el dinero directamente al propietario. En el aval bancario, esa cantidad queda depositada en el banco, pero no estará disponible para el propietario de la vivienda salvo que su inquilino deje de pagar, y de forma similar funciona el seguro.

En el supuesto del depósito, si finalizado el contrato el inquilino no debe nada, el propietario debe devolver íntegramente lo abonado como garantía.

¿Cuántos meses de fianza te pueden exigir?

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), si la vivienda alquilada se va a usar como residencia habitual, la fianza será el equivalente a un mes de la renta pactada. Si es otro tipo de alquiler, por ejemplo el de un local comercial, la fianza puede ser de dos meses de renta.

La fianza y la garantía no son para el propietario

Como hemos mencionado antes, ni la fianza ni la garantía en depósito son dinero que el arrendatario entregue a fondo perdido. Esto es importante que quede claro en el momento de firmar el contrato, porque todavía hay propietarios que no lo saben y luego se niegan a devolver el dinero cuando llega el momento de hacerlo.

Ambas cantidades buscan dar mayor protección al arrendador, no aumentar su beneficio económico. Si llegado el final del contrato, y dándose las condiciones necesarias para devolver tanto la fianza como el depósito, esto no se lleva a cabo, el arrendatario puede demandar al que era su casero y exigirle, además de lo debido, los intereses legales y el pago de las costas del procedimiento judicial.

Si eres propietario ten esto muy en cuenta. Para evitarte problemas, deposita la fianza en el organismo público acreditado al efecto y demuestra a tu inquilino que lo has hecho, esto reforzará la confianza entre vosotros.

En caso de que necesites pedir una garantía, es mejor que le pidas un aval bancario o un seguro de protección frente a impago. Tú estarás protegido y no tendrás que hacerte cargo de un dinero que no es tuyo y que tendrás que devolver a la vuelta de unos meses o unos años si no surge ningún problema con el pago de la renta.

Comparte esta notícia:

¿Podemos ayudarte en algo?

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

Lo más nuevoHablamos sobre Actualidad Inmobiliaria

¿buscas más?Habla con nuestros expertos o busca propiedades