Comprar un piso para reformar

¿Por qué comprar un piso para reformar?

Tabla de contenidos

A la hora de comprar una vivienda muchas veces descartamos de forma automática aquellas que necesitan una reforma importante. Sin embargo, puede que, sin darnos cuenta, estemos cometiendo un grave error.

Porque lo cierto es que comprar un piso para reformar tiene muchas ventajas. Es cierto que vas a tardar un poco más en mudarte porque las obras llevarán un tiempo pero, a cambio, puedes conseguir que tu nueva casa sea tal y como tú quieres.

Al comprar un piso para reformar, ahorras

Si echas un vistazo a los pisos y casas en venta en la zona que te interesa verás que aquellos que están en mejor estado de conservación son más caros que los que necesitan una reforma.

Además, cuando un propietario sabe que tiene entre manos un piso viejo y quizá no demasiado atractivo para el público, está mucho más abierto a la hora de negociar, y puedes conseguir la vivienda por un precio más bajo del previsto inicialmente.

Esto te permite plantearte vivir en zonas que puede que hasta ahora hubieras descartado por estar fuera de tu presupuesto. Si optas por las viviendas para reformar, quizá puedas mudarte incluso al centro de tu ciudad.

Un piso reformado es un piso nuevo

Aunque la vivienda que has adquirido tenga muchos años de antigüedad, una vez que la reformes quedará totalmente nueva, lo que aumentará de forma notable su valor de mercado tanto si quieres venderla como si optas por alquilarla en un futuro.

Pero lo realmente bueno es que tienes ante ti la posibilidad de convertir un piso viejo y descuidado en la casa de tus sueños. Algo que seguramente te costaría mucho encontrar en el mercado.

¿Qué te parece la idea de unir el salón y la cocina? ¿Y hacer un dormitorio enorme con vestidor integrado uniendo dos habitaciones? ¿O ampliar el cuarto de baño y hacer un baño tipo spa?

Salvo elementos fijos como las vigas de carga y los muros de contención, lo demás puedes tirarlo absolutamente todo y rediseñar el interior a tu gusto. Y como has ahorrado mucho en la compra, puedes dedicar tu presupuesto a hacer la obra.

Al final es bastante posible que acabes pagando un precio muy similar al que hubieras gastado en un piso que no necesita reforma, con la diferencia de que en este caso vas a conseguir una casa ubicada justo donde tú quieres y totalmente adaptada a tus gustos.

Abre tu mente al visitar un piso que necesita reforma

comprar un piso para reformar tiene muchas ventajas. Por eso, para no pasar por alto una buena oportunidad, lo mejor es que a la hora de hacer las visitas vayas con la mente muy abierta.

Valora aspectos como la ubicación, el estado de la finca, la orientación de la casa o la luminosidad. No te centres en si los azulejos del baño están muy pasados de moda o si el gotelé se está desconchando, porque todos esos elementos estéticos los puedes cambiar. Si la base es buena, un piso viejo puede convertirse en un hogar espectacular después de una buena reforma.

Comparte esta notícia:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
No data was found

¿Podemos ayudarte en algo?

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

Lo más nuevoHablamos sobre Comprar piso o casa

¡No te pierdas las últimas noticias sobre como comprar tu piso o casa para estar al día!

¿buscas más?Habla con nuestros expertos o busca propiedades