Mejor hipoteca fija

Mejor hipoteca fija: cómo elegir la mejor

Tabla de contenidos

El interés por contratar la mejor hipoteca fija se ha disparado en los últimos años. Es cierto que este tipo de préstamos suelen ser algo más caros que aquellos que tienen intereses variables y que los plazos de amortización son más cortos. A pesar de ello, su gran ventaja es que quien contrata una hipoteca a tipo fijo sabe que la cuota no variará en ningún momento por muchos años que tarde en pagarla.

Características de las hipotecas a tipo fijo

  • La cuota no cambia, lo que permite tener un mayor control sobre los gastos domésticos.
  • Desde el principio el interesado puede saber cuánto le va a costar realmente la adquisición de su casa.
  • Los intereses que se aplican dependen del plazo de amortización elegido. Lo normal es que cuanto mayor sea el plazo más suban los intereses.
  • El plazo máximo de amortización suele estar en torno a los 30 años.

¿Es buen momento para contratar una hipoteca fija?

Estamos en un momento en el que tanto las hipotecas a tipo fijo como las variables son una buena opción. La competencia entre las entidades bancarias es tan alta, que están más dispuestas que nunca a ofrecer productos de financiación con mejores condiciones para el consumidor.

En el caso concreto de las hipotecas a tipo fijo, ahora mismo se paga por ellas un interés mayor que por las de tipo variable (esto suele ser así en cualquier época), pero la gran ventaja es que en los últimos años se han rebajado sus intereses, así que ahora son más baratas de lo que lo eran hace una década.

Si eres una persona con poca tolerancia al riesgo y no quieres que tu cuota vaya fluctuando en los 10, 20 o 30 años que vayas a tardar en pagar la hipoteca, entonces te compensa elegir un préstamo hipotecario con un tipo de interés fijo.

¿Cómo encontrar la mejor hipoteca fija?

El secreto para encontrar la mejor hipoteca fija está en comparar la oferta de diferentes entidades bancarias. Si no quieres complicarte acudiendo a diferentes bancos, puedes utilizar cualquiera de los comparadores online de hipotecas que tienes a tu disposición.

Con una sencilla búsqueda puedes ver las entidades que ofrecen el producto que te interesa y seleccionar las tres o cuatro que más te interesen. Una vez que las tengas localizadas es aconsejable una visita a sus oficinas (o una consulta online o por teléfono).

Cuando los bancos te hayan dado una oferta formal, puedes comparar. Algo que no siempre es sencillo.

Tratándose de intereses presta siempre atención al TAE y no al TIN, la hipoteca que te interesa es la que tenga el TAE más bajo, puesto que es la más barata.

Además, ten en cuenta que muchas veces las ofertas de los bancos están condicionadas a la contratación de ciertos servicios. No es obligatorio que contrates las vinculaciones ofrecidas (un seguro de hogar, un plan de pensiones, etc.) Pero si decides no contratar ningún producto adicional es posible que los intereses que te ofrezcan sean más altos.

Contratar vinculaciones hace que bajen los intereses, pero debes tener cuidado con esto. Si en algún momento en el futuro deseas dar de baja el producto contratado, el banco subirá los intereses de tu préstamo. Seguirá siendo una hipoteca a tipo fijo, pero con un interés más alto.

Por otro lado, tienes que calcular muy bien si te compensa la contratación de vinculaciones, porque lo que acabes pagando por ellas puede ser una cantidad más elevada de lo que te ahorras en intereses.

A la hora de buscar la mejor hipoteca fija lee muy bien la letra pequeña de los contratos y haz tus cuentas con detenimiento. Dedicar algo de tiempo a encontrar la opción frente a la mejor hipoteca variable y estar bien asesorado, puede ayudar a tu economía ahora y en el futuro.

Comparte esta notícia:

¿Podemos ayudarte en algo?

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

Lo más nuevoHablamos sobre Financiación e Hipotecas

¿buscas más?Habla con nuestros expertos o busca propiedades